Actualmente las fuerzas policiales alrededor del mundo y las más importantes como la de Catalunya donde se desempeña Jaume Salinas policia, emplean canes para trabajos especiales como rastreo de criminales, olfateo y localización de sustancias ilegales, y otras actividades que no le son de fácil acceso a los humanos. 

Datos importantes sobre los perros

Son sumamente aventajados por poseer un excelente sentido del olfato, su capacidad de discernir entre un olor y otro diferenciándolo de alguno en concreto entre un universo de diferentes olores. de manera que este es sumamente sensible.  Son diversos los modos en que los traficantes han intentado escabullirse de los perros encargados de la detección de drogas, con toallas embebidas en perfumes para camuflar droga, y aun así los canes han alcanzado su objetivo. 

Y es que la actividad policial de un perro no solo consiste en usar su nariz, sino que se compone de esa forma de gruñir o ladrar que resulta intimidante por ejemplo de algunas razas como los pastores alemanes, que sujetos a un entrenamiento eficaz, logra que los delincuentes dobleguen en vez de huir. 

Algo de historia 

Ya para el siglo XVIII los perros ya se empleaban como parte del trabajo policial conjuntamente con algunas estaciones policiales radicadas en Europa. Pero su formalización se hizo luego de la Primera Guerra Mundial donde el proceso para la formación de estos compañeros de trabajo se hizo efectiva en Alemania y Bélgica. 

Dicha actividad continuó  su camino aun cuando se vino la Segunda Guerra Mundial donde eran empleados luego de un arduo entrenamiento por los bandos en conflicto. A raíz de ello en diversas ciudades de Europa como Londres, los programas de formación de K-9 se fueron expandiendo. Este nombre se les otorgó como un homófono del inglés Canine, es decir, K-9. Y no es sino hasta la década de los 70, es cuando esta modalidad comienza a tomar auge en Estados Unidos. 

¿Cómo saber si el perro es el adecuado?

El animal debe poseer unos atributos específicos que incluyen un nivel de agresión consono, inteligencia, fuerza, y un excelente sentido del olfato. Los perros empleados en su mayoría suelen ser machos sin castrar, de esta manera su comportamiento agresivo natural se conserva intacto y debe ser formado de manera rigurosa para que este se mantenga controlado de manera exhaustiva. 

¿Cual es la manera de obtener un perro policía?

Un departamento de policías tiene acceso a tales animales pues sus dueños los donan, o porque han decidido entrenar a alguno para tal trabajo, en los que prevalece la preferencia por los que se importan desde Europa hacia América y ello se debe a que allí son bastante estrictas las normas para la selección de un perro, esto incluye atributos, y algunos criterios de crianza, siendo la razón por la que estos organismos europeos son relevantes a nivel mundial. Al salir del entrenamiento, un can debe poseer una certificación internacional, lo que garantiza su desempeño. 

¿Cómo llega a ser policía un perro?

Existen varios pasos para alcanzar el rango de perro policía: 

  • Primero deben ser expertos en el entrenamiento de obediencia atendiendo a las órdenes de su entrenador sin dudar
  • Tener bajo control la agresividad, y esto se logra con el requerimiento anterior
  • Debe poder encontrarse en público sin caer en distracción, y atender a las órdenes de su entrenador el cual emplea palabras de comando basadas en su idioma. 
  • El perro debe haber desarrollado capacidades con las que pueda trepar paredes, subir escaleras de todos tipos, pero suele ser importante que este se haya aclimatado al sitio donde se desempeñará y hará vida.
  • Finalmente, cada perro tiene una especialidad, explosivos, drogas, personas, armas, entre otros.