Quizás tengas idea de algunos perros de gran tamaño, pero acá te mencionaremos algunas de las razas cuyo tamaño es realmente sorprendente y que distan mucho de un caniche. Como todos sabemos, los perros son los animales domésticos por excelencia, incluso llegan a ser un miembro más de la familia, sin dejar a un lado el tópico de que es el mejor amigo del hombre. Y es que no se trata de menos, ya que los perros son cariñosos, adorables y muy inteligentes. 

Dogo Alemán: quizás lo conocemos como gran danés. Es un cánido gigantesco que podría llegar a pesar 80 kilos y medir 80 centímetros, cuando se trata de los machos. Y aunque cuenta con un aspecto imponente, se trata de un perro muy prudente e inteligente. 

San Bernardo: De aspecto adorable, de quien es inevitable no recordar al entrañable Beethoven, tiene un gran tamaño, con el que podría alcanzar fácilmente los 90 centímetros de altura y los 90 kilos de peso. Con un carácter bastante tranquilo, lo convierte en los perros idóneos para gran variedad de situaciones como por ejemplo, colaborar en las tareas de rescate de las avalanchas.

Leonberger: Con una cabeza de gran tamaño y pelo abundante, se podría pensar que es más grande, aunque puede llegar a alcanzar los 76 centímetros y alrededor de 70 kilos, también es muy eficaz cuando se trata de operaciones de rescate.

Chow Chow: sabemos que este perro siempre nos provocará unas irremediables ganas de abrazarlo. Es una raza proveniente de China, pero ha vivido constantes comparaciones con los leones gracias a su espeso pelaje. Su peso puede llegar a ser de 45 kilos, y alcanzar una altura de 60 centímetros. 

Dogo de Burdeos: aunque no alcanza el tamaño de su primo alemán, es un perro que podría llegar a medir 68 centímetros de altura con un peso de 50 kilos. Cuenta con una asombrosa musculatura, por lo que es extremadamente fuerte y un excelente guardián. 

Mastín español: este es realmente un peso pesado, pues más allá de su estatura que podría ser como algún otro de esta lista, su peso asciende a los 100 kilos. Es un perro bastante usado para el pastoreo debido a su musculatura y enorme tamaño que le funciona para proteger a los rebaños.

Dálmata: este perro cuenta con un peso que queda por debajo del resto de perros que conforman nuestra lista ya que su cuerpo es mucho más estilizado, por lo que ronda los 30 kilos, aunque su altura sí es equiparable con las otras razas, es decir, de unos 60 centímetros.

Tosa japonés: muy similar al mastín español, es una raza que puede alcanzar y superar los 100 kilos de peso. Es un perro de origen Japonés, lugar en donde eran usados como perros de combate, actividad para lo que resultaban bastante útiles, debido a su impresionante masa muscular sumada a sus 70 centímetros de altura con los que no puede pasar desapercibido donde se pare.