Probablemente para ti sea muy sencillo elegir una pieza de joyería de la marca de Rosa oriol. Sin embargo, no funciona igual cuando se trata de elegir el collar ideal que le quede bien a tu perro. ¿Tienes que elegir un collar de perro y no sabes qué buscar? Lo primero que debe recordar es la calidad de la mano de obra y el tamaño correcto.

Uno de los elementos más importantes en el cajón de objetos de tu mascota es el arnés o collar, para pasear a tu amigo de cuatro patas. Cuando decidas, por razones particulares la segunda opción, debes prestar especial atención al seleccionar el collar adecuado para tu mascota.

El collar de perro no solo debe tener una buena longitud para la mascota, sino también el ancho y varios aspectos más pequeños que a menudo se suelen pasan por alto. La base de las caminatas exitosas con tu mascota es un collar, que sea principalmente cómodo de llevar, y que de ninguna manera restrinja los movimientos del perro. Si deseas encontrar el modelo y tamaño perfecto para tu mascota, todo lo que tienes que hacer es prestar atención a algunos factores importantes.

Un collar perfecto para tu perro

Si recién estás comenzando la aventura completando las compras para el perro, no tengas miedo de la multitud de accesorios para perros disponibles. La mayoría de ellos fueron creados con un propósito específico y una forma de uso en la vida cotidiana, conociendo las necesidades y expectativas de tu mascota.

El material tiene un gran impacto en la comodidad del uso del collar. Sobre todas las cosas, debe ser de la más alta calidad debido a que el collar estará en contacto constante con la piel del perro. Todos los días mientras caminanen juntos, el perro lo tendrá alrededor del cuello. El material en el interior del collar debe ser suave y agradable al tacto. Al mismo tiempo, todo el collar debe ser lo suficientemente resistente como para que no se rompa durante la caminata con el perro.

La facilidad de limpieza del material también es un tema importante. Todos los accesorios para perros, incluidos los collares, deben mantenerse limpios para garantizar la higiene adecuada de la mascota. En invierno, debes evitar collares hechos de muchos elementos metálicos. Durante el invierno, este material toma la temperatura del ambiente, por lo que al entrar en contacto con la piel del perro, puede causar una gran incomodidad.

Si tu amigo de cuatro patas es de una raza de perros excepcionalmente pequeña, asegúrate de que el collar no sea demasiado pesado para él. El perro debe tener total libertad de movimiento al caminar, correr o jugar.

Los collares de perro generalmente se dividen en dos tipos de sujeción. El primero se basa en una construcción similar a la de un cinturón normal. Un collar con hebillas de metal y una serie de agujeros que permiten un ajuste libre de la circunferencia.

La segunda opción se abrocha no con una hebilla, sino con un pestillo, generalmente de plástico. La ventaja de este tipo de solución es la libertad de ajuste, sin embargo, generalmente vienen para pequeñas medidas y fácil sujeción. Al mismo tiempo, vale la pena prestar atención al hecho de que este tipo de cierre es, de hecho, un poco menos resistente que el de una hebilla tradicional.